Reflexiones desde Guadalajara

viernes, 28 de mayo de 2010

Asesinatos cerca de casa...

El día de ayer asesinaron a 6 personas.  A cómo están las cosas, esto no sería mucha novedad, si no fuera porque está vez fue a solo unos cuantos kilómetros de mi casa.

Tres cuerpos aparecieron  junto al denominado "Puente Solectrón", y el resto por la colonia el Colli.    Según los periódicos que cubrieron la noticia, los cuerpos se encontraban mutilados, y con algunos mensajes.

Cada vez es más notorio que la violencia que azotaba al resto del país nos está alcanzando.  No es la primera noticia de asesinatos con tinte de ajuste de cuentas que suena por aquí, pero es notoria por la crueldad, la cantidad de personas y en mi caso, por la cercanía a la zona donde vivo.  Incluso, hace poco más de una semana asesinaron fuera de su casa a una persona que vivía en mi colonia.

Definitivamente, no es lo mismo pensar que en Cd. Juárez, Tijuana, Michoacán o el Edo. de México tienen muchos muertos relacionados a la delincuencia o narcotráfico, que tener los muertos fuera de casa, en los rumbos donde solías ir tranquilamente a cualquier hora.

Sales, y te preguntas si no tendrás la mala suerte de estar en un mal lugar en el momento equivocado...  pero ¡no puedes vivir encerrado y totalmente protegido siempre!

Hace unos días ví una estadística que me resultó preocupante:  aún sin terminar el mes de mayo, la cifra de asesinatos con características de "ajuste de cuentas", ya prácticamente dobló el total de asesinatos del Estado en el año pasado.    Muy preocupante. 

Hace unos días, fue sonada la noticia de un fuerte enfrentamiento a balazos en los límites del Estado, entre dos grupos criminales (supuestamente los Zetas y el Cartel del Milenio).  Al llegar la policía, el enfrentamiento fue entre los tres frentes.   Al pedir la autoridad refuerzos, se generó la desbandada entre los grupos en conflicto, huyendo entre lomas, rancherías y lo que se cruzara.   Ya se capturaron a muchos de ellos, pero curiosamente, sólo de un bando.

La verdad es que me temo que lo peor en nuestra zona, aún está por venir.  La tranquilidad que se sentía, me parece que era precaria.

Espero que nuestras autoridades locales tengan la capacidad de lidiar con el problema en forma adecuada.  Ya lo veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario